El Centro de Distribución Huachipa: la nave inmensa de Tottus

Hay más de 15 tiendas Tottus alrededor de Lima. Desde Puente Piedra hasta Villa María del Triunfo, pasando por La Molina, San Isidro o Los Olivos, la tienda recibe a diario, a miles de clientes que buscan obtener el mejor servicio y los mejores productos. Para facilitar sus procesos, Tottus ha decidido construir un proyecto industrial denominado Centro de Distribución Huachipa, que servirá para descentralizar sus operaciones logísticas. Este funcionará como un gran almacén desde donde saldrán los camiones que trasladarán todos los productos hacia cada una de sus tiendas. Para llevar a cabo la obra, Tottus recurrió a nosotros.

Nuestra tarea ha sido la gerencia integral del proyecto. Por ello, nuestras acciones no solo incluyen el proceso de ingeniería, las contrataciones y la construcción y puesta en marcha del proyecto, sino también temas externos como el estudio del impacto ambiental, el estudio del impacto vial, las relaciones vecinales y las obras exteriores.

huachi2Con un área de 106 mil metros cuadrados y un monto de más de 58 millones de dólares, el Centro de Distribución Huachipa es uno de nuestros proyectos más grandes. Por ello su ejecución requirió de un planteamiento eficiente que nos permitiría trabajar en la menor cantidad de tiempo posible. Nuestra primera acción fue implementar dos equipos, uno de ingeniería y otro de obra. Ambos trabajaron a la par.

La primera labor estuvo ligada a la topografía. Eliminamos más de 250 mil metros cúbicos de material para lograr un terreno acorde a nuestros objetivos. Generamos luego las plataformas e implementamos las cimentaciones, las columnas y las zapatas. Mientras tanto, fabricábamos también las estructuras metálicas, que se complementaron con lo anterior, optimizando plazos.

Aspectos resaltantes de la obra

La obra consta de una gran nave que hará las veces de almacén para todos los productos de la tienda. Esta nave debía tener una losa sólida. Para generarla, realizamos un proceso de vaciado de concreto durante 40 días, que se dividió en dos turnos: desde las 6 de la mañana hasta las 5 de la tarde, y desde las 5 de la tarde hasta las 3 de la mañana. Fue un trabajo arduo que se realizó a la par de la cobertura de la obra. Nuestra idea fue que conforme avanzáramos con la losa, esta cuente con cobertura, tanto en los laterales como en el techo, para evitar que el sol la debilite.

huachi4

Sin embargo, la parte más difícil y la más importante del proyecto estuvo en el sistema de densificación de suelos. Este sistema se ha utilizado por primera vez en el Perú, por ello, hubo alrededor de su implementación mucha incertidumbre. Se hicieron pruebas en el campo, y hasta se validó con un consultor estadounidense contratado específicamente para ello. A favor del sistema estaba el hecho de que mejoraría la propiedad estructural del suelo y obtendríamos mayor resistencia. Teniendo en cuenta que Huachipa es una zona con mucha arena, el ahorro de costos era significativo, y es por eso que decidimos implementarlo. El resultado fue exitoso.

En beneficio de la sociedad y el medio ambiente

huachi3Nuestro proyecto se caracteriza por ser sostenible. Entre los sistemas utilizados que respaldan su sostenibilidad está la utilización de una lámina de cubierta de techo que refleja la luz solar al 99%. Esto nos permite ahorrar energía y a la vez disminuir la transferencia de calor en la nave, manteniendo una temperatura de confort. Tenemos también una planta de tratamiento de desagüe, en la que hemos utilizado un sistema de lodos activados, que consiste en la extracción del agua de un pozo propio, sin depender del suministro de Sedapal.

Pero quizás el valor más fuerte de la obra está en su compromiso social. El proyecto contempla la pavimentación de una de las vías aledañas a la obra, que es la avenida Los Cipreses. Muy cerca de ahí hay una urbanización de casas y un colegio, que se verán beneficiados gracias a la pavimentación de sus calles, que eran de tierra. Del mismo modo, en el acceso al proyecto, en una recta de más de 800 metros hasta la carretera que da a Cajamarquilla, también hemos pavimentado, generando desarrollo por esa zona en la que se ubican un asentamiento humano y una fábrica.

Los vecinos están contentos. No solo por el tema estético de su localidad, sino porque tener a Tottus cerca les significará muchas oportunidades de empleo. La tienda se ha comprometido en llevarse bien con ellos y en la medida de lo posible, ofrecerles un trabajo que los ayude a mejorar su nivel de vida.